Tomates con Sabor en marcha

Comenzando mayo estamos y aún no os hemos contado nada de cómo van nuestros Tomates con Sabor. ¡No tenemos perdón! o mejor dicho , no tenemos el tiempo que nos gustaría para contaros cómo va todo en el huerto.

Últimamente como véis, estoy muy centrada en la fotografía gastronómica y estilismo culinario , una nueva pasión que me da muchas alegrías. Pues bien, toda la gente nueva que estoy conociendo de ese mundillo,  siempre hace referencia a lo hermosos de los productos recién salidos de el huerto . Lo cierto es que tienen toda la razón, son una preciosidad, Como joyitas salidas de la tierra. El único problema es que esa tierra que tanto me gusta,¡¡mancha!! 😀 Así que mal lo tengo para sacar la cámara cuando estamos trabajando El Huerto de Tía Lou. A duras penas saco el móvil para contaros algo en Instagram Stories . Pero alguna fotico he podido recuperar para contaros lo que nos ha pasado con los tomates este año.

Como todas las campañas, los sembramos a principio de año. Cuatro meses han pasado ya regando y cuidando. ¿Cuántas variedades este año? Pues aún no hemos hecho el recuento final. pero quizás ni lo hagamos. Después de sembrar más 200 variedades de tomates, hemos pensado que quizás ya no haga falta seguir contando las variedaes que sembramos. Además, os contaremos algo. Una cosa es las distintas semillas de tomates antiguos que sembramos y otra muy distinta es la que finalmente terminamos probando.

Un buen amigo siempre dice que los agricultores siempre andamos lloriqueando. Ainsss Federico, porque te quiero mucho, pero te diré que si hay razón , nos quejamos. En esto del campo hay tantas variables que no podemos controlar para que finalmente saquemos rendimiento a nuestro trabajo. Os contaré la última incidencia.

Estas semanas atrás hemos tenido un temporal de levante al que no estamos acostumbrados. Y eso que somos expertos en levanteras que azotan el litoral gaditano. Pero esta vez ha sido horrible. Comenzó justo unos días después de haber comenzado la siembra tomatera de este año. Lo que no podíamos imaginar es que los cerca de 60 metros de malla anti hierba saldría volando. Si queridos amigos, el levante se ha llevado más de 50 tomateras o las ha cortado de cuajo.

¿Que si lloré? ¡Pues claro! Soy de mostrar emociones, ya me vais conociendo. Lo que si os digo es que no me no me dejé llevar. Tras casi siete años en el campo si algo he aprendido, ha sido que las cosas vienen como vienen y hay que quedarse con lo positivo. Cada problema te presenta una oportunidad. En el huerto y en la vida. Así que este año hemos optado por cambiar la técnica de siembra y hemos reducido el marco de plantación de los tomates. Con ello conseguiremos ahorrar tiempo de deshierbe, y agua,  que sin duda es un bien más que escaso. Os iremos contando qué tal se nos da. De momento os dejo con estas fotos hechas al tun tun, pero que os dejarán una clara imagen de nuestras semanas de siembra y levante.

Hasta prontito.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This