Años llevaba queriendo probar la flor de calabacín. Habitualmente lo sembramos en verano y con el calor es complicado que llegue en buen estado a casa tras tantas horas de huerto tomatero.Tempura de flor de calabacín

Es un cultivo que suele sembrarse en cuanto acaban las heladas, hacia marzo, pero como estoy con ese capricho de sembrar a destiempo, este otoño sembré un par de plantas de una de una variedad que se nos cruzó con otras y se nos dio mal.

Hoy tras la tormenta, hemos ido a revisar cómo había amanecido el campo. Hacía tiempo que no me dedicaba a pasear y deleitarme con la belleza del huerto, observando los cultivos de temporada. Se que está feo que yo lo diga, pero creo que hacemos un trabajo tremendamente bonito. Es una dedicación diaria y a veces muy dura ( tengo los riñones deslomaitos) pero tengo la sensación de que cuanto más mimamos los cultivos más ricos nos salen.Tempura de flor de calabacín

Pero creo que hoy os venía a contar mi ansiado descubrimiento, la tempura  de flor de calabacín. Manolo es algo más escéptico que yo cuando se trata de inventos nuevos, pero se pone en mis manos y casi siempre se alegra ( aunque de todo hay, pobre! )  Cuando he cogido las flores que la lluvia había tirado, o que simplemente la planta había desechado al haber cumplido su función vital, me miraba ya con cara rara. Llegué a casa e improvisé una tempura rápida para las 5 flores que había conseguido traer y mientras las freía, oía descorchar una botella y esa copita de vino llenarse tras de mi. En unos minutos y sin mayor protocolo, descubrí – perdón – descubrimos un sabor increíble del crujiente  y del sabor a flor de calabacín.Tempura de flor de calabacín

Prometo volver un día con una preparación más elaborada, pero no podía esperar a compartirlo… se que soy muy novelera, pero no puedo evitarlo, soy así 😉

Os cuento:

Ingredientes:

  • Flores de calabacín ( bien lavadas)
  • Harina de trigo tamizada
  • Agua muy fría
  • Sal
  • Aceite de girasol alto oleico para freír.

Cómo lo preparamos:

  1. Lavamos muy bien y con delicadeza las flores y dejamos que escurran bien.
  2. Mientras, mezclamos harina y agua helada y mezclamos bien.
  3. Empapamos las flores en la tempura, escurrimos el sobrante y las freímos a fuego fuerte.
  4. Tan pronto veáis que están cogiendo colorcito las sacamos y les quitamos el exceso de aceite con papel de cocina.
  5. Espolvoreamos sal gorda y soplar un poco antes de coméroslas. ( yo me las llevé no más de 1 minuto para hacer la foto)

Pues así, de pie en la cocina, copa de vino en mano y alucinando con el sabor y la textura de esas preciosas flores. Creo que no hay mejor forma de comenzar el fin de semana!!

Nota: Las cantidades dependerán de las flores que vayáis a hacer.Lo importante es ir agregando el agua poco a poco, hasta que la mezcla esté lo suficientemente líquido sin llegar a quedar aguada.Tempura de flor de calabacín

Pin It on Pinterest

Share This