Tartaletas fáciles y deliciosas para merendar

¿Cuántas veces os ha pasado que estáis con antojo de algo dulce pero no hay ninguna reserva en la despensa? No, no, en la nevera tampoco. Esta tarde fue uno de esos días que la peli de después de comer no daba ni para dormir la siesta, estaba saturada de móvil y decidí preparar algo de merienda.

No tenía más que una masa de hojaldre, unos maravillosos huevos del día, unas frambuesas y arándanos que se me habían antojado esa misma mañana. Mucho antojo veo yo aquí…. pero no nos alarmemos que todo está controlado 😛

Llevaba tempo queriendo preparar una crema pastelera de limón y eso hice. En esta ocasión le di un gusto de limón con unos limones recién cogidos del limonero. Podéis hacerla con vainilla o con el gusto o aroma que más os apetezca. Me encanta esta receta porque es bien sencilla y muy estética. Trabajar con las varillas me seduce por completo. ¿Qué tontería verdad? pero es algo que no puedo remediar.

Bueno, os cuento la receta que estoy segura de que más de uno se animará a preparar.

Ingredientes:

  • 1 Masa de hojaldre. Procurad que no tenga grasa de palma
  • Arándanos, frambuesas o el fruto rojo o la fruta que prefieras.
  • Azúcar glass para decorar

Para la crema pastelera:

  • 250 ml. de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 70 g de azúcar blanca
  • 25 grs.de  Maizena
  • 2 limones ecológicos

Cómo lo preparamos:

  1. En primer lugar, ponemos a precalentar el horno a 180 º
  2. Empezamos por la crema pastelera. Calentamos la leche con la cáscara de 1 limón hasta que hierva. Una vez se haya calentado la leche, reservamos.
  3. Mientras, batimos las yemas con el azúcar y la piel de un limón rallado, hasta que esté bien mezclado . Incorporamos la maizena y seguimos con las varillas hasta que quede todo perfectamente integrado,
  4. En este momento, comenzamos a añadir la leche poco a poco y sin parar de remover, de esta forma no cuajarán la yemas. Una vez esté toda la leche mezclada,  lo llevamos a l fuego.
  5. A partir de aquí es importante no dejar de mover hasta ver que la mezcla va espesando. Cuando lo haya hecho, retiramos del fuego y reservamos.
  6. Es momento para preparar las tartaletas.  Extendemos la masa y la colocamos en los moldes de las tartaletas sobre un poco de papel sulfuroso.
  7. Añadimos la crema pastelera ( un par de cucharadas por unidad) , pero la cantidad es la que uno quiera.
  8. A partir de este momento es a vuestra elección si horneáis la fruta o no. Lo cierto es que yo puse algunos arándanos y frambuesas y al servirlos los completé con algunos frutos frescos.
  9. Es sabor de la fruta horneada me encanta, peros según como quede, quizás no sea tan estética.
  10. Una vez hayáis rematado con la fruta o la dejéis para luego, metemos las tartaletas en el horno y dejamos que se hagan durante unos 20 minutos. Pero como siempre, el punto y el tiempo es muy variable, dependiendo de cada horno.
  11. Una vez estén listas, decoramos con los frutos y espolvoreamos un pelín de azúcar glas.

 

Os aseguro que son un vicio y que no las vais a poder dejar de devorar . Espero que os gusten.

¡Hasta muy prontito!

Pin It on Pinterest

Share This