Tagarninas, en sopa Thai y con mariscos

Receta de fusión donde las haya. Estoy convencida de que mi abuela no hubiera podido imaginar que las tagarninas se pudieran tomar en sopa y con un toque de cocina tailandesa. Pero de lo que estoy segura es de que le hubiera encantado la sopa e incluso hubiera dicho “¿Puedo tomar un poquito más? 😉 Ainsss qué de recuerdos.

Para los que no conozcáis la tagarnina, es un cardito que se utiliza mucho por esta zona de España. En Paterna del la Rivera son casi un motor económico. Dicen por ahí que crece como las malas hierbas. Es cierto que son de muy fácil cultivo, y que enseguida se propaga. Pero hasta esta primavera no hemos tenido ocasión de probar las que hemos cultivado esta temporada en El Huerto de Tía Lou. Una verdura humilde que va con casi todos los platos. Lo habitual es esparragadas , con huevo o en cazuela marinera.

Si os soy sincera, ésa mi intención esta mañana. Pero no os pasa que a medida que comenzáis una receta, el sofrito os mira y os habla…. Pensareis que estoy loca pero a mi eso me pasa. Y de hecho cuando estaba preparando estas tagarninas, me pidieron por favor que las fusionara. Así que con este toque de cocina thai, hemos preparado una súper sopa, llena de sabor a campo y os aseguro que está de rechupete.

No os doy más la brasa. Dejo para otra ocasión la cazuela marinera con tagarninas y hoy nos centramos en la sopa fusionada con la cocina Tailandesa, que como sabéis , ¡me encanta!.

Ingredientes:

  • Unos 300 gramos de Tagarninas cocidas. .
  • 2 cebollas frescas
  • 2 ajjetes tiernos ( o ojos si no es temporada)
  • Rape limpio de piel y espinas y en rodajas. Uno o dos lomitos
  • 1 litro de fumet de marisco
  • Un puñadito de langostinos de Sanlúcar pelados
  • 1 Copa de amontillado o Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda.
  • 2 Cucharadas de tomate frito casero
  • 1 guindilla thai ( opcional)
  • Un trozo de cúrcuma fresca rallada o en polvo.
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharada de salsa de ostras
  • Unas hojitas de albahaca fresca

Cómo lo preparamos:

Lo ideal para empezar la receta es tener todos los ingredientes listos para utilizarlos. Lavados, cortados y a mano. De esta manera es muy sencillo prepararlo.

  1. Limpiamos y cortamos la cebolla, los ajetes y la guindilla. Los ponemos a rehogar con un chorreón de aceite a fuego bajo. Removemos de vez en cuando.
  2. Antes de que alcance el color dorado, añadimos las tagarninas cocidas, la cúrcuma, el tomate frito y rehogamos todo junto.
  3. En ese momento añadimos una copa de amontillado. Una vez se evapora el alcohol ( 1-2 minutos) añadimos el fumet de marisco o de pescado, la salsa de pescado y la de ostras.
  4. Dejamos que hierba bien, durante unos 5-8 minutos, hasta que esté todo integrado. Esa parte de fusión me encanta 🙂
  5. Es entonces cuando añadimos algo de pasta. Yo esta vez he utilizado unas conchitas pequeñas que se hacen muy rápido. Pero podéis utilizar fideos, noodles o lo que más os apetezca.
  6. Transcurrido el tiempo de cocción de la pasta, en mi caso 4 minutos, probamos de sal por si hace falta rectificar, que no era mi caso. Ya con el fuego apagado, añadimos el rape, los langostinos y la albahaca . Removemos y tapamos.
  7. Con el calor residual, se hará perfectamente el marisco y el pescado. A la hora de servir decoráis con alguna hojita fresca de albahaca y ya tenéis  un súper plato de tagarninas fusionadas. 😉

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This