Tarta de queso ligera y exprés

En estos últimos tiempos estoy intentando alejar al máximo el azúcar de mi alimentación. No soy mucho de dulces como sabéis, ni tampoco gran repostera. En los platos sencillos y salados con verduras como base es donde me siento más cómoda cocinando. Pero de cuando en cuando hay que preparar algún postre especial o meriendas para reunirse y disfrutar ahí estoy yo con las varillas en mano.

Lo cierto es que cuando hago alguna receta de repostería y veo esas cantidades de azúcar, me echo a temblar. Así que prepararos para mis nuevos propósitos de experimentar con otros edulcorantes más naturales. Hoy sólo he utilizado la miel. Miel de las de verdad, como no puede ser de otra manera. De las que un apicultor extremeño coloca por la zona y al finalizar la campaña, te la regala o te la vende a buen precio. Esos botes que compramos que nos duran todo el invierno, son un auténtico manjar natural.

Esta receta es tarta de queso ligera que os traigo hoy además de hace en un periquete si tenéis la Thermomix  o algún robot que cocine con calor. Si no lo tenéis,  no pasa nada. Le pegáis un horneado y aunque no sea tan exprés, os saldrá requetebién también.

Podéis utilizar mermeladas. Os sugiero probarla con la de nísperos que publiqué ayer … ¡me encanta!, pero yo he proferido ponerle algunos frutos rojos. Frambuesas, moras y arándanos porque me chiflan.

A ver qué os parece mi propuesta. Sólo os confesaré que la hice ayer y ya no queda nada 😛

Ingredientes:

Para la base:

  • 80 gramos de cereales. ( Yo utilicé Special K)
  • 20 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de queso de untar.

Para la tarta:

  • 3 huevos ecológicos.
  • 300 gramos de queso
  • 140 gramos de miel
  • 1 yogurt griego
  • Ralladura de 1 limón ecológico.

Cómo lo preparamos:

En primer lugar haremos la base. En esta ocasión ni si quiera hizo falta hornear, Sencillamente ponemos los cereales en la Thermomix  y le damos unos 5 segundo a velocidad 5. Añadimos la mantequilla y el queso y dejamos que se ingre repitiendo la operación, Reservamos.

Cubrimos el molde con papel sulfuroso para evitar que se pegue.  Volcamos la mezcla sobre la base y presionamos bien con las manos para que se prense bien.

Introducimos todos los ingredientes en la Thermomix y lo dejamos cocinando 10 minutos a 100 grados y velocidad 5.

Vertemos sobre la base que ya hemos preparado y dejamos que se enfríe.

Una vez la tarta está fría, dejarla un par de horas en la nevera. Desmoldar y decorar con fruta o mermelada.

Os aseguro que vais a alucinar con esta súper tarta.

Nota: Si no tenéis Thermomix  podéis preparara de esta manera

  • Para la base, deberéis de machacar los cereales y mezclarlo bien con la mantequilla y queso.
  • Mezclaremos bien el resto de los ingredientes y hornearemos durante el tiempo necesario hasta que el huevo se cocine y la tarta esté hecha. Calculo que unos 20 minutos, pero mejor que lo vayáis comprobando y viendo.

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This