Sobre nosotros

Buenas,

Este blog nace para poder compartir las cosas que nos hacen disfrutar.

La vida me ha ofrecido la oportunidad de echar el freno de mano y quiero compartir con vosotros, esta nueva forma que tengo de vivir.

Hablaremos de huerta, de campo, de pesca, de mar y cómo no, de cocina, de mucha cocina.

Me presento: Gaditana y apasionada. Enamorada del mar, me sorprendieron no hace mucho recordando los sabores a ciruelas, olores a huerta y a campo que recuperé de mi infancia. Y casi sin darme cuenta, me encuentro viviendo en un rinconcito mágico, entre el campo y el mar, con la tremenda suerte de compartirlo con alguien que lo disfruta tanto o más que yo.
 

De Cocina

Los que me conocéis bien, sabéis lo que disfruto con todo el proceso. Antes desde la plaza, pero en estos últimos años y de la mano de un “profe de campo” (como lo ha llamado mi sobrino Pablo esta mañana) he aprendido a disfrutarlo desde el comienzo. De la semilla al fogón.

Espero que os gusten las recetas que comparto, pero sobre todo pretendo que entre todos las enriquezcamos con trucos y consejos. No soy más que una improvisadora y apasionada cocinera con muy mala memoria, así que ahora que tengo tiempo, es hora de hacer lo que me piden los que tengo por aquí cerquita y por allí lejitos. Va por vosotr@s.

 

De Campo:

Es, sin duda, una manera de vivir. En el campo no hay semana ni domingos, pero tienes garantizado millones de sensaciones, sólo tienes que parar, oler, observar y disfrutar. Así es, cuando miras el detalle, ves una semilla, cómo evoluciona, cómo florece, cómo se prepara para terminar alimentándonos. Pues eso hacemos, sembramos, cuidamos, esperamos y durante todo el proceso, disfrutamos.

 

De Mar:

Aficionada a la vela casi por tradición familiar, me sorprendieron (y de nuevo me sorprendieron) con la pesca. Hasta entonces, eso de la pesca había sido puro azar. Me enseñaron que hay otra forma de pescar, esa que casi vertebra el resto del día. Pendiente de la marea, los vientos y el estado de la mar, preparamos la “carná” con mimo, como si de nuestra propia comida se tratara. Y así es como vamos recorriendo y descubriendo lo que esconden estas aguas sorprendentes del Guadalquivir.

Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros, lo que si os aseguro que es nos metemos llenos de ilusión en esta nueva aventura.

Bienvenidos a bordo, buena cosecha y bon appétit!!
 


 

Y años más tarde creamos El Huerto de Tía Lou

Entre pudorosos y orgullosos, os dejamos algunas cosas que han contado sobre nosotros por ahí y sobre nuestro proyecto de El Huerto de Tía Lou y nuestros #Tomatesconsabor:
 

Pin It on Pinterest

Share This