¡Hola!

El año no ha empezado bien, por ese motivo os tengo algo olvidados. Poco a poco me llegarán más ganas y mucha más energía, pero hoy quiero hacer un esfuerzo para compartir con vosotros esta receta tan rica y tan bonita.
Y es que ese fue siempre la razón de ser de este blog Cosas que nos hacen disfrutar. Más claro no podía estar. Por ese motivo, y hasta he decidido rodearme de cosas que me aporten rayitos de luz y me animen a sonreír. Este rinconcito que tengo con vosotros me da muchas alegrías. Es como un cuarto oscuro, o más bien azul, donde solo caben cosas bonitas que compartir y contar.
Esta receta te hubiera encantado Papá <3Salteado de chocos y espinacas

Ingredientes:

  • Un Choco ( o sepia para los que no sois de esta zona)
  • 1 cabeza de ajo
  • Un buen manojo de espinacas frescas
  • Sal
  • Aceite de Oliva virgen extra

Modo de prepararlo:

  1. Limpiamos bien el choco y lo cortáis en tiras. Se lo podéis pedir al pescadero, en nuestro caso lo hacemos en casa porque los chocos los pescamos en verano, los congelamos y son los que utilizamos durante el invierno.
  2. Pelamos ajo, al menos una cabeza para un buen ejemplar de choco. Fileteamos los dientes.
  3. En una sartén con un chorreón de aceite, dejamos que se vaya haciendo el ajo a fuego medio bajo.
  4. Una vez comienzan a dorarse mínimamente, siempre con cuidado de que no se queme, añadimos el choco troceado con una pizca de sal y removemos bien. Subimos el fuego y enseguida veréis que el choco comienza a soltar su agua y eso parará la cocción del ajo.
  5. Removiendo se vez en cuando lo tendremos unos 3-4 minutos. No mucho más. El punto en que el choco está hecho para mi gusto es cuando el sonido cambia y comienza a chisporrotear. Como si saltaran. Es un soniquete muy particular.
  6. En ese momento añadimos generosas espinacas baby frescas removemos, tapamos y apagamos el fuego. La espinaca se hace en un segundo y casi se cocina con el calor residual.
  7. Suelo dejarlo un par de minutos tapado y transcurrido ese tiempo donde los jugos se entremezclan, la espinaca se termina de hacer y la carne del choco se relaja.

Pin It on Pinterest

Share This