Receta de passata de tomate casera

La passata de tomate  no es más que un puré de tomate concentrado. Es realmente la base de infinitas recetas italianas y a partir de ahora , también será la base de las recetas de Tía Lou.

Una de las cosas que más tiempo invierto durante el verano, es en intentar conservar todo el sabor para los fríos meses de invierno. El olor a tomate frito asado , a kétchup o chutneys , a salmorejo o a mermelada de tomate son más que habituales en el periodo estival.  Es una trabajera grande, pero luego nos alegramos cuando en invierno recuperamos la intensidad del sabor de nuestras cosechas de verano.

Este año, como la cosecha ha sido menos generosa, me ha permitido disfrutar con más calma de las preparaciones en la cocina. He tenido más tiempo y más calma. Y estoy disfrutando como una enana. Estoy haciendo algunas fotos que os iré mostrando durante todo el año. Me da la sensación de que estaba empachando de tomates mi cuenta de Instagram.

Este año , en lugar de complicarme la vida con distintas elaboraciones, me he propuesto conservar la base del sabor. Estoy preparando passata de tomate. Una receta italiana que transforma los platos aportando un sabor intenso de tomate con sabor. Teniendo un buen puré concentrado de tomate, me dará tiempo a disfrutar de la cocina con más calma cuando pase la temporada. Además, en verano con tantísimo calor, no cocinamos tanto ¿verdad?

La passata es la esencia pura del tomate. No es más que tomates escaldados ( sin piel) que dejamos que se haga a fuego lento para que se evapore el agua. Una vez ha reducido lo pasamos por un pasapuré ( de ahí su nombre “passata” ) y lo conservaremos en unos buenos tarros herméticos como estos de Le Parfait que tienen en Juvasa.

Ingredientes:

  • 4 Kilos de Tomates con Sabor ( Buenos tomates ecológicos de temporada)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

Cómo lo preparamos:

  1. En primer lugar ( después de lavar bien los tomates) vamos a escaldarlos para quitarles la piel con mayor facilidad.
  2. Para ello pondremos una olla grande con abundante agua a calentar. Una vez rompa a hervir, meteremos los tomates poco a poco durante unos 30 segundos . Los sacamos con ayuda de una espumadera y los dejamos en una fuente. Repetimos el proceso hasta escaldar todos los tomates.
  3. Ahora será mucho más sencillo pelarlos. Una vez lo hagamos y le cortemos las partes más feas o duras y lo troceamos en trozos grandotes. No hace falta que sea muy pequeño , ya que irá perdiendo consistencia a medida que se vaya haciendo.
  4. Ponemos la olla con el tomate a fuego rápido hasta que coja calor, entonces lo bajaremos a fuego medio bajo y casi nos podemos olvidar de é durante una hora. hora y media, en función del tipo de tomate que utilicéis.
  5. Debéis removerlo de vez en cuando al tiempo que iréis viendo cómo va perdiendo el agua.
  6. Cuando ya está casi listo añadís la sal y el azúcar. Esto es absolutamente opcional. La sal le potenciará el sabor aún más y el azúcar corregirá el punto de acidez.
  7. Una vez hayáis conseguido la textura que mas os guste, sólo queda pasarlo por el pasapuré.
  8. Si queréis conservarlo durante tiempo, lo deberéis envasar al vacío en tarros herméticos . Así podréis disfrutar de un cachito de huerto de verano durante todo el año.

 

Pin It on Pinterest

Share This