¿Qué tienen las cremas de verduras que siempre sientan genial? Indudablemente los ingredientes son pura energía vitaminada (jeje ) No se a vosotros, pero a mi me parece que sea la combinación que sea, siempre están para chuparse los dedos.  Por comodidad solemos hacer siempre las mismas recetas o usar las mismas verduras. Pero nada como estar unos días sin poder salir de casa para hacer virguerías con los restos del cajón de las verduras del frigo.

Voy a hacer memoria y espero que no se me olvide nada, pero realmente esta receta es lo de menos, lo importante es que os animéis a mezclar, condimentar, experimentar y descubrir las infinitas combinaciones que tenemos para conseguir matices diferentes y disfrutar del sabor que nos proporciona un buen puñado de verduras sanas.

 

Me pirra la cocina Thai. Ya me gustaría a mi tener la oportunidad de conocer Thailandia, pero leyendo aquí y allá y casi sin darme cuenta, he incorporado nuevos ingredientes a mi cocina y siempre me sorprende el resultado.

Esta vez he incluido un poco  de leche de coco, no estaba prevista, pero lo tenía pendiente y como se me pasó la mano con los chiles picantes, me ayudó a corregir el picor y le aportó una cremosidad deliciosa.

¿Os animáis? Vamos allá

receta de crema de verduras con toque thai

Ingredientes:

  • Un trozo pequeño de calabaza
  • 1 calabacín pequeño
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla nueva
  • 1 chile fresco ( yo utilicé un chile panca)
  • 1/2 vaso de leche de coco
  • 1 vaso de caldo de verdura ligero.( o agua)
  • 1.5 cm de jengibre
  • Salsa de soja
  • Pimienta recién molida
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Cómo lo preparamos:

  1. Pelamos el jengibre y picamos muy finito. Igualmente pelamos la cebolla y la troceamos junto con el chile
  2. En una olla, ponemos un chorreón de AOVE y empezamos por el jengibre, luego la cebolla , el chile y dejamos que se poche todo a fuego bajo.
  3. Mientras se va haciendo, pelamos y cortamos en dados de 3-4 cms la calabaza, el calabacín sin pelar en rodajas de 1-2 cms y las zanahorias peladas en trozos grandes también.
  4. Incorporamos la zanahoria y  la calabaza y las rehogamos unos 2-4 minutos y por último añadimos el calabacín. Lo dejamos a fuego vivo un par de minutos más y añadimos el caldo, la leche de coco y una cucharadita de soja y pimienta recién molida.
  5. Bajamos el fuego y lo dejamos unos 15-20 minutos chop-chop . Probamos por si debemos corregir de sal y una vez se temple, batimos bien y ya está.

Lo podemos tomar caliente, templado y hasta frío. Pero en esta época yo me la tomo templadita que remedia cualquier día duro que hayáis podido tener.

Espero que os de energía, ya me contaréis….

Pin It on Pinterest

Share This