Hummus de habasMuchas cosas me gustaría contar sobre el hummus. Hace ya casi 14 años que lo probé por primera vez en uno de mis viajes a Israel. Entonces, mi vida era distinta, en ningún momento hubiera pensado que terminaría con esta otra forma de vivir . Al final, el círculo se va cerrando y hoy me encuentro con unas habas cultivadas durante el invierno y que ya empiezan a pasarse. Soy incapaz de desperdiciar comida, así que a aprovechar hasta la última vaina.

Una de las cosas que más me gusta de la cocina, es que me permite volar hacia los mejores recuerdos y sentimientos, mientras preparo o improviso más bien, la receta. En el caso de éste hummus de habas, mientras lo preparaba, he recordado la cantidad de amigos y compañeros que dejé atrás. Aunque muchos me los traje o de alguna manera siguen conmigo, como pasa siempre, otros tantos los dejé atrás. Me gusta pensar que todo el mundo que pasa por tu vida, es por algún motivo. Y como todo pasa por algo, además de muchos gratos recuerdos y vivencias ( y otros no tanto) tuve la suerte de conocer a una de mis mejores amigas, casi mi hermana.  A quien añoro y recuerdo cada vez que tomo un hummus y en tantas otras ocasiones….

A mi sobrina mayor, también le tendré que preparar esta receta, le encanta el hummus. Ahora es ella quien viaja. No lo sabe todavía, pero tendrá que traerme especias de aquí y de allá. Cómo cambia la vida…

¿Dejamos la novela y pasamos a la receta? Pues vamos allá.

Ingredientes:

Habas hervidas y peladas ( como unos 200 grms) , tahina ( pasta de sésamo) unas 2 cucharadas, 1 diente de ajo,  1 chorreón de zumo de limón. 1/2 vaso de agua o leche , pimentón de la vera picante, aceite de oliva virgen extra y sal.

Cómo lo preparamos:

1. Hervimos las habas en una olla con agua  y sal. Una vez rompa a hervir, las dejaremos unos 5 minutos o hasta que estén en su punto.

2. Pelamos las habas y el ajo. Le añadimos la tahina, el zumo de limón una pizca de sal y un poco de agua o leche, para poder batirlo.

3. Batimos todo bien hasta que quede cremoso y uniforme. Iremos rectificando en función del gusto de cada uno.

4. Lista la crema, la servimos en un plato y la extendemos haciendo círculos con una cuchara. Añadimos un poco de aceite, espolvoreamos con una pizca de pimentón y listo para comer.

Habitualmente se toma con pan de pita, pero esta vez, y en honor a la operación biquini, lo acompañe de zanahorias. El resultado. un delicioso aperitivo que se sorprenderá por lo sano y lo original.

Hummus de habas

El Proceso:
Hummus de habas_proceso

Pin It on Pinterest

Share This