Ya estamos por aquí de vuelta.Estrenando año con mucha energía, con la convicción de que el 2013 será buen año, seguro. Con el firme propósito de centrarnos en lo positivo y de intentar hacerlo fácil ( el “make it simple” de los americanos).A ver qué tal me sale. Energía traigo mucha. Han sido unas semanas tranquilas, oxigenantes , con momentos entrañables y tiempo para todo. Reuniones de amigos, familia y hasta bailoteo con mis excompis del instituto ,¡fue genial!
Reencontrarme con gente que hacía casi 25 años que no veía. fue una experiencia que, si tenéis oportunidad, no os deberíais perder. Compañeros de secretos inconfesables, recuerdos olvidados y risas, muchas risas quizás mezcla de emoción, alegría y la guasa de más de uno.
Fue increíble la facilidad con que se generó un ambiente familiar, incluso entre algunos que no recordamos. Reinó el buen rollo y las ganas de volver a tener 18. Ay, quien los cogiera…. Agradecí no ponerme los tacones, no se si todavía me duelen los pies con tanto baile. Y lo mejor de todo es que en verano, más 😉 .
Pero además de reencuentros, hemos tenido tiempo de ir preparando el huerto, nos hemos hecho con semillas muy interesantes que ya os iremos contando y hasta hemos sembrado nuestra primera plantera de tomates, con suerte consigamos una cosecha temprana.Ensalada de rúcula,tomates y mozarella
Por ahora, las ensaladitas de lechuga. Eso sí de hasta 10 variedades incluyendo las salvajes que plantamos no hace mucho. Hoy hemos preparado una ensaladita que viene genial después de tanto exceso. 
Ingredientes:

Rúcula, tomates ( yo utilicé uno negro y uno rojo), mozarella , orégano, aceite de albahaca (o aceite de oliva virgen extra), vinagre de vino y sal.

Cómo lo preparamos:

1. Lavar bien la rúcula y los tomates.  Para secar la rúcula. me gusta utilizar la centrifugadora pero podéis hacerlo también con papel de cocina. 

2. Cortar los tomates en rodajas y colocar de base. Encima, pondremos la rúcula. 

3. Cortamos la mozarella en dados y espolvoreamos con orégano.

4. Aliñamos con aceite , vinagre y sal o como más os guste. Con buena materia prima, no hace falta mucho más.

Nota: El aceite aromatizado de albahaca lo preparé con aceite de oliva virgen extra y las últimas hojas de albahaca de este otoño. Le aporta una frescura  inesperada a las ensalada de tomate. No dejéis de probarlo. 

El Proceso:

Ensalada de rúcula,tomates y mozarella

Pin It on Pinterest

Share This