Crema verde de calabacín y espinacas

Una combinación genial. Esta crema  verde de verduras es una opción más que buena para empezar la semana. Ahora que viene el frío apetecen estas cremitas reconfortantes ¿verdad? Aunque en verano las tomo igual pero frías.

Las cremas de verduras son nuestra mejor opción, junto con las sopas, para cenar durante el invierno. Para no cansarnos, porque a veces lo hacemos, vamos cambiando los ingredientes y los toppings, de manera que parece cada vez un plato nuevo. Hoy la crema que os traigo es de calabacín y espinacas baby Más fácil no puede ser. En el blog tengo esta otra  crema de calabacín que si gusta, también podéis probar.

A ver qué os parece.

Ingredientes:

  • 1 calabacín ecológico.
  • 1 cebolla fresca
  • Un bien puñado de espinacas.
  • Un chorreón de aceite de oliva virgen extra
  • 1 trozo de unos 2-3 cms de jengibre
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Ya para decorar el  topping que más os guste

Cómo lo preparamos:

  1. Lavamos bien la verdura
  2. Picamos la cebolla en trozos grandes 1-2 cms y rallamos el jengibre.
  3. En una olla con un chorreón de aceite ponemos el jengibre primero y  movemos bien.
  4. A continuación la cebolla que dejaremos sofreír a fuego  medio hasta que comience a coger color.
  5. Mientras se va haciendo, cortamos el calabacín en trozos grandotes también,  que añadiremos cuando la cebolla esté lista. Salpimentamos.
  6. Rehogamos todo junto durante unos 3 minutos y añadimos agua o caldo de verduras hasta cubrirlo más o menos.
  7. Dejamos que se haga durante unos 10 minutos o hasta que veáis que ya está hecho.
  8. Una vez esté listo, incorporamos un buen manojo de espinacas baby frescas y lo movemos.
  9. Acto seguido batimos con la batidora hasta que la crema esté bien cremos y con algo de cuerpo.
  10. A la hora de servir, decoraremos con los tppings que mejor nos venga. En esta ocasión he usado un poco de quinoa hinchada , germinados y unos espaguetis de calabacín que antes de trocearlo. Y como siempre hago un chorreoncito de AOVE .

No dejéis de probarla, en serio. Os gustará seguro y disfrutaréis del arte de cenar una cremita de verduras bien decorada. 😉

 

 

Pin It on Pinterest

Share This