Como ya os comenté, me encanta la calabaza en todas sus versiones, además tenemos grandes reservas de la cosecha de este verano. Las cremas no fallan en mi menú semanal. Hoy la he preparado con espinacas y un toque de jengibre  Rica y sana. No os la perdáis.
Crema de Calabaza y espinacas con toque de jengibre
Ingredientes: 
Calabaza ( un buen trozo como de 400 grs). espinacas (unos 150 grs),1 cebolla, 1 puerro , 2 -3 quesitos tipo caserío, una raíz de jengibre, aceite de oliva virgen extra y sal. 
Cómo lo preparamos:

1. Picamos el puerro y la cebolla. Lo rehogamos con un pelín de aceite, a fuego bajito para que no se queme.
2. Mientras, pelamos la calabaza, le quitamos las pipas y la troceamos.
3. Una vez estén el puerro y la cebolla pochaditos, sin llegar a dorarse, añadimos los trozos de espinacas. Yo hoy he utilizado congeladas y las he puesto tal cual a rehogar, durante unos 5 minutos aproximadamente. 
4. Incorporamos la calabaza y la rehogamos un par de minutos más.
5. Añadimos un poco de agua (sin llegar a cubrirlo), sal, un poco de jengibre rallado y dejamos que hierva a fuego medio unos 15 minutos, o hasta que esté blandito.
6. Ya sólo nos falta añadirle los 2 o 3 quesitos y batirlo bien con la batidora.Probarlo por si debéis rectificar de sal y ya tenemos otra cremita rica y sana para disfrutar.

Nota: Se puede tomar fría o caliente. A mi me gusta casi más de templada a fría, incluso en invierno. 

El Proceso:

Crema de Calabaza y espinacas con toque de jengibre_ Proceso

Pin It on Pinterest

Share This